C. Especial Empleo

En 1996 nació la Fundación Espurna y desde su origen también el Centro Especial de Empleo.

Forjado con el esfuerzo de cinco trabajadores y un monitor en un pequeño local situado en El Prado, se ha convertido en un lugar de trabajo que actualmente ya da trabajo a más de 50 personas con discapacidad, repartidos en diferentes enclaves y lugares de la comarca de la Safor o fuera de ella.

Tomás y Jesús, nos recuerdan los duros comienzos haciendo fregonas, tornillería y balletas, trabajando duro para ayudar a mantener un proyecto que apenas podía costear las nóminas de sus empleados.

Cinco años después, en 2001 el “Especial de Empleo” ya se había consolidado y contaba con una plantilla de más de 13 trabajadores. En 2005 el centro ya contaba con más de 20 personas en nómina y comenzaba un crecimiento que ha resistido a crisis económicas, talones sin fondos y los vaivénes del empleo sumergido.

La lucha diaria de sus trabajadores se ha convertido en el referente de muchos chavales de la fundación que esperan su futuro en el “especial de empleo”, así como de los propios trabajadores que han convertido su espacio laboral en una de las metas del bienestar. El trabajo les permite realizarse como personas y al sentirse útiles, les ayuda a desarrollarse personalmente.

El Centro Especial de Empleo tiene claro dos conceptos. El trabajo se debe realizar con una calidad igual o superior a la que la empresa está acostumbrada. Además, hace años que no conocemos el “cerrado por vacaciones”. Siempre al servicio de las empresas. Tal vez, estos dos principios hayan sido uno de los motivos de nuestro éxito.

Asumimos como propios los restos de los clientes, y así son trasladados a los trabajadores que imprimen la fuerza y la seriedad en cada una de las tareas encomendadas. Por eso en 2010 fuimos capaces de fabricar más de 3000 m2 de trencadís de mármol, en un periodo de tan sólo 4 meses, y que hoy lucen en el remozado Paseo Germanías de Gandía.

Y así, demostrando que nuestros trabajadores no tienen barreras, pretendemos seguir creciendo hasta convertir nuestra empresa en una plataforma de oportunidades, donde el trabajo supone independencia, pero también valores sobre los que formar a las personas.

Comentarios cerrados